FibroScan es un equipo médico de última generación que sirve para conocer de forma no invasiva y cuantificable el estado del hígado, específicamente el grado de Esteatosis hepática o hígado graso y el nivel de Fibrosis o Cirrosis. FibroScan funciona mediante Ultrasonido Pulsional (por pulsos) o Transicional. Esta tecnología permite penetrar el tejido del hígado de 2.5 a 7.5 cm y tener una muestra equivalente a 3 centímetros cúbicos de tejido, lo que representa una muestra entre 100 y 200 veces más representativa que la Biopsia.